Vacuna para la Neumonía, Otitis y Meningitis

Vacuna para la Neumonía, Otitis y Meningitis

 

¿Sabias que si tu bebé es menor de dos años puede ser vacunado contra la neumonía? La Academia Americana de Pediatría dio a conocer que la nueva vacuna neumocócica conjugada , la PCV7, puede ser aplicada en niños menores de 2 años.

La bacteria que produce esta temida enfermedad es conocida clínicamente como Streptococcus Pneumoniae y es la «creadora», por así decirlo, de la neumonía y de las infecciones conocidas como «neumocócicas» (producidas por el neumococo). También puede producir meningitis bacteriana y otitis (infecciones a los oídos). La vacuna neumocócica conjugada (llamada así por los médicos) puede ayudar a tu bebé a tener una niñez sana, libre de infecciones como meningitis bacteriana, infecciones en el torrente sanguíneo y por supuesto, neumonía.

El número de niños menores de cinco años afectados por estas infecciones es muy alto y puedes evitar que tu hijo sea uno más de ellos. Se calcula que sólo en EE.UU. cada año mueren cerca de 200 niños a causa de enfermedades neumocócicas. La vacuna contra la neumonía PCV7 (también conocida como Prevnar o Prevenar) es recomendada para inmunizar a los niños de 23 meses o menores.

También hay otras vacunas contra la neumonía , pero la PCV7 es la primera en ser aprobada para ser usada en niños menores de dos años. Los refuerzos de esta vacuna varían de acuerdo a la edad en que le hayas empezado a inmunizar. La protección dura al menos 3 años y la primera dosis suele administrarse cuando el bebé cumple 2 meses. La vacuna también es recomendable para niños entre los 24 y 59 meses que sufran de continuos contagios del neumococo.

En otras palabras, que sean muy propensos a enfermarse de neumonía. Por ejemplo, niños con virus de inmunodeficiencia humana o niños con deficiencias en su sistema de defensas, podrían contagiarse fácilmente y desarrollar la enfermedad más rápido que los pequeños que no tienen estos problemas.

Recuerda que las vacunas son el método más práctico y funcional para prevenir enfermedades, por eso es recomendable que hables con tu pediatra sobre las inmunizaciones y refuerzos que tu hijo necesita. Conversa con el pediatra también sobre los efectos secundarios temporales que produce esta vacuna, para que no te asustes si al niño le da fiebre moderada.