Todo lo que le rodea como estimulación

Todo lo que le rodea como estimulación

Un delicioso baño para activar sus sentidos

 

Hay médicos que recomiendan bañar al recién nacido hasta que se cae el cordón umbilical. Es una tripita a la que debes poner un antiséptico en spray para evitar infecciones y que tras una semana se secará y dejará  ver el ombligo de tu bebé. También hay médicos, que recomiendan el baño diario desde el primer día de nacidos como parte de su estimulación. Tú decides. El pediatra sólo es una guía y no es un gurú de crianza. La mejor estimulación se la darás tú y tu pareja en el contacto y jugueteo diario. Cuando está despierto, aunque te parezca que casi no se mueve y no hace mayor cosa, tu bebé disfruta conociendo todo lo que le rodea. Ahora, pasa la mayor parte del tiempo con los brazos y las piernas plegados hacia el cuerpo, como estaba en el útero. Sus manos permanecen empuñadas y no toma objetos. Sin embargo, todo lo estimula: tu voz, la canción de la abuela, el cambio de pañal, las caricias de su padre. Goza enormemente el contacto visual con las personas. Aunque aún estás en recuperación, prepara los trámites de su registro de nacimiento.