12 síntomas del estrés crónico y cuándo debes buscar ayuda

12 síntomas del estrés crónico y cuándo debes buscar ayuda

Mamá, seguro has escuchado mucho sobre el estrés pero ¿sabes lo peligroso que es para la salud?  Este sentimiento de tensión física o emocional provoca en nosotros cansancio, dolores musculares y debilita nuestro sistema inmune, de acuerdo con información del sitio de salud Medline Plus. 

Las responsabilidades que conlleva sacar adelante una familia pueden ser abrumadoras y se manifiestan como males físicos. En pequeños episodios, el estrés puede ser positivo y nos motiva a seguir, a dar más de nosotros o a estar mejor organizados.

Pero cuando lo descuidamos y se agudiza es muy peligroso. Para evitarlo efectivamente hay que entender que hay dos tipos principales de estrés:

Estrés agudo. Este es estrés a corto plazo que desaparece rápidamente, te ayuda a controlar las situaciones peligrosas y también ocurre cuando haces algo nuevo o emocionante.

Estrés crónico. Este es el estrés que dura por un período de tiempo prolongado (semanas o meses). Generalmente es causado por problemas de dinero, un matrimonio infeliz o no tener ayuda con los hijos de tu pareja o familia y los problemas en el trabajo.

Cuando tienes estrés crónico, tu cuerpo se mantiene alerta incluso cuando no hay peligro. Con el tiempo, esto te pone en riesgo de problemas de salud, incluyendo:

  • Presión arterial alta
  • Insuficiencia cardíaca
  • Diabetes
  • Obesidad
  • Depresión o ansiedad
  • Problemas de la piel, como acné o eczema
  • Problemas menstruales

Algunas no te darás cuenta de que estos síntomas son ocasionados por el estrés. De acuerdo al sitio de salud, estos son los signos de demasiado estrés:

  • Diarrea o estreñimiento
  • Mala memoria
  • Dolores y achaques frecuentes
  • Dolores de cabeza
  • Falta de energía o concentración
  • Problemas sexuales
  • Cuello o mandíbula rígidos
  • Cansancio
  • Problemas para dormir o dormir demasiado
  • Malestar de estómago
  • Uso de alcohol o drogas para relajarse
  • Pérdida o aumento de peso

De acuerdo con la fuente, necesitas buscar ayuda en caso de:

  • Tiense sensaciones de pánico, como vértigo, respiración rápida o latidos cardíacos acelerados.
  • Eeres incapaz de trabajar o desempeñarte en la casa o en tu trabajo.
  • Tiene miedos que no puede controlar.
  • Está teniendo recuerdos de un evento traumático.

IMPORTANTE: Si te sientes muy abrumado por el estrés, e incluso has tenido intenciones de quitarte la vida o pensado en el suicidio, debes consultar inmediatamente a tu médico o llamar a una línea de ayuda, advierte el sitio de salud.