Secretos de belleza durante el embarazo

Secretos de belleza durante el embarazo

 

 

Durante el embarazo por supuesto que puedes lucir radiante y más bella que nunca. Sí, nuestro cuerpo cambia mucho durante el embarazo, la piel se estira, a muchas se les reseca un poco más y puedes sentir como que no te reconoces cuando te ves al espejo, pero eso no quiere decir que dejamos de ser bellas. Muy por el contrario, nuestra apariencia puede llegar a su máximo esplendor si tomamos los cuidados adecuados.

 

Además, a las embarazadas les crece más rápido el pelo y a muchas, las uñas parecen estar mejor que nunca. En general, el segundo trimestre es cuando mejor nos sentimos, cuando la mayoría de síntomas se han reducido o desaparecido, y es allí cuando se dice que las mujeres embarazadas tienen un brillo especial, un color sonrosado en el rostro y un cabello radiante. Luego, en el tercer trimestre, puedes sentirte más cansada pero ese brillo no se va y la alegría de sentir las pataditas de tu bebé te llenarán de alegría.

 

Más allá de la moda, ¿cómo puedes sacarle máximo provecho a tu belleza para verte lo mejor posible durante el embarazo? Aquí tenemos varios truquitos.

 

Consejos para lucir bella en el embarazo

  • Descansa. El sueño es mágico. Repara, permite que la piel se renueve y además, te hace sentir bien. Y recuerda: ¡necesitas aprovechar de dormir ahora!
  • Toma agua. Es muy fácil deshidratarse en el embarazo, así que bebe más agua que antes. Tu piel se verá con más vida y se resecará menos.
  • Cuida tu piel, porque puede ser que cambie mucho en el embarazo. Muchas mujeres ven que su piel se reseca y necesitas más hidratación. Otras, notan más granitos o barros que de costumbre y necesitan ser más cuidadosas con la limpieza del cutis y utilizar productos que no produzcan acné. Sin embargo, nunca utilices una crema anti acné en el embarazo sin consultar con el médico (¡la mayoría están contraindicadas!).
  • Utiliza una crema o loción en el rostro con filtro solar. Esto es esencial para prevenir las manchas en el rostro o el paño del embarazo (o melasma como se le conoce). La crema con factor protector solar alto debes de usarla todos los días y si vas a estar mucho rato expuesta al sol, usa un sombrero para proteger tu piel.
  • La aparición de les estrías según los expertos se debe a factores genéticos más que nada, pero de igual forma aplica en la zona de tu panza, tus senos y tus muslos una crema para el cuerpo que sea muy humectante o prueba con el aceite de almendras, que es el favorito de muchas famosas.
  • Si notas que tu piel luce sin brillo, haz una mascarilla casera con avena y miel, limón y azúcar o simplemente a tu crema facial agrégale azúcar y aplica la mezcla para exfoliar tu piel.
  • Usa una base de maquillaje más ligera. Como a las embarazadas les sube la temperatura del cuerpo, tu base habitual puedes sentirla demasiado pesada. Prefiere una base a prueba de agua que sea más liviana o una loción humectante con color.
  • Evita cambios drásticos en tu cabello. Si te crece muy rápido, puedes necesitar cortártelo más a menudo pero evita un cambio radical porque si te lo cortas demasiado, puedes arrepentirte después.
  • Enjuaga tu pelo con agua fría al final para tener más brillo.
  • Si quieres darle más cuerpo a tu cabellera o hacer que el peinado te dure más días, prueba usar los champúes secos que se aplican a la raíz y que además de absorber la grasa, dan volumen y cuerpo a tu cabello.
  • Si tu cara está mucho más redonda que lo habitual, puedes crear la ilusión de resaltar más tus pómulos aplicando de manera muy ligera un polvo bronceador  o «bronzer» debajo de las mejillas (y si te notas la nariz hinchada, en los bordes de tu nariz también). Ten mucho cuidado de usar poca cantidad y de difuminar bien con la brocha. Luego sonríe mirándote al espejo y aplica un rubor en tonos durazno o albaricoque en la parte más sobresaliente de tus cachetes. Si eres de tez muy blanca, puedes usar un tono rosa.

 

Recuerda que el embarazo es una etapa muy especial en tu vida. Sácate muchas fotos, incluso cuando no creas que estás en tu mejor día, porque una vez que nazca y crezca tu bebé, es muy emocionante revivir la etapa de la dulce espera. Y para todos los que te rodean, no hay nadie más bella que una mujer embarazada. El milagro de llevar vida dentro de ti es más potente que cualquier maquillaje.