Proteínas: qué son y para qué sirven

Prote nas  qu  son y para qu  sirvenLas proteínas son «cadenas» compuestas de aminoácidos, las cuales tienen diferentes tamaños y desempeñan un papel estructural en el organismo. Participan en la renovación constante y formación de los distintos tejidos, su presencia es imprescindible para el metabolismo de los nutrimentos.

En el metabolismo energético, las proteínas tienen una función secundaria, ya que solamente son utilizadas en estados de ayuno prolongado y desnutrición. Cuando se consumen cantidades insuficientes de proteína, se altera la actividad del sistema nervioso central, de las glándulas de secreción interna y demás órganos; baja la capacidad de defensa del organismo, trabajo intelectual y físico. En los niños y adolescentes se retardan el crecimiento y desarrollo.
Sin embargo, tampoco es conveniente el consumo excesivo de proteínas, lo que es muy común en físico culturistas, los cuales consumen cantidades excesivas cayendo frecuentemente en un exceso de energía y aumentando el porcentaje de grasa más que de masa muscular, además de que este exceso puede provocar un incremento en ácido úrico y el sobrecargar la función del hígado y los riñones. Lo ideal es no consumir más de 2g de proteína por kilogramo de peso si eres atleta de este tipo, y lo mejor es que esto sea prescrito por un nutricionista según las características y necesidades de cada individuo. Así que antes de consumir complementos o sustancias que desconozcas, consulta a un especialista.

Los alimentos que «hacen músculos»

Almendras: las almendras contienen un alto nivel de magnesio. En un estudio realizado en la Universidad del Oste de Washington, la gente que ingirió cantidades extra de magnesio pudo levantar un 20 por ciento más de peso que aquellas personas que tomaron un placebo.

Arroz integral: este tipo de arroz tiene más aminoácidos arginina y lisina que el que se arroja a los novios en los casamientos. Investigadores de la Universidad de Houston encontraron que los hombres que tomaron suplementos de arginina y lisina tenían dos veces y media más hormona
de crecimiento muscular que aquellos a los que les tocó el placebo.

Brócoli: durante un estudio con atletas se vió que los que tomaron vitamina C sufrieron menos daño muscular después del ejercicio que aquellos que tomaron un placebo. El brócoli es el suplemento ideal de la vitamina C; media taza contiene 60 mg más que cualquier otro vegetal.

Carne: la carne hace más del doble de fibra muscular que otras fuentes de proteína, como el atún. Preparando la carne se obtendrán aminoácidos que aumentan los niveles de testosterona, lo cual ayuda a levantar más peso y a desarrollar más músculo.

Helado bajo en grasa: unas cucharadas sirven para obtener más magnesio. Además, sólo 1/2 taza contiene 63 mg de calcio, el mineral que tus bíceps, tríceps y tus demás «ceps» necesitan para contraerse adecuadamente.

Esta información es cortesía de Salud al dia magazine. Katty Guanipa es la editora de la revista especializada en temas de salud.
En caso de que quieras enviarle un mensaje, escríbele a editor@todobebe.com . No puede contestar las consultas, pero sí leerá tu mensaje.

NOTA: Este artículo es para fines educativos solamente.