Leche materna para todos

Leche materna para todos

 

Por Vanessa Viveros

 

Es sabido que la leche materna es el mejor alimento que puede recibir un bebé desde el primer día de su nacimiento y de preferencia hasta los seis meses de vida, según lo recomienda la Unicef (United Nations International Children’s Emergency Fund) por sus siglas en inglés y la OMS (Organización Mundial de la Salud).

 

Contiene una gran cantidad de nutrientes, proteínas y grasas que refuerzan el sistema inmunológico del pequeño, además que amamantar ayuda a la madre a bajar de peso y a incrementar los niveles de la hormona oxitocina, entre otras aportaciones. Es también ecológica ya que no requiere ningún bote o envase para transportarla.

 

Lo que realmente no muchos saben es sobre los demás beneficios que tiene la leche materna, que no sólo son para el bebé y la madre sino que pueden ser aprovechados por todos. A continuación te damos algunos tips para que utilices la leche materna que mejorarán tu salud y belleza.

 

 

Maquillaje: Sirve para removerlo, limpiar la cara y nutrir la piel al mismo tiempo.

 

Hidratante: En lugar de gastar en cremas carísimas, la leche materna es un excelente hidratante para la piel.

 

Acné, eczema, pañalitis: La leche materna puede ayudar a resolver estos desordenes de la piel. Lo único que necesitas es lavar el área afectada de la piel con agua limpia y aplicar la leche sobre ella, luego dejarla secar al aire fresco.

 

Verrugas: Si se pone leche materna sobre una verruga de forma prolongada, ésta se secará y después de caerá.

 

Picazón: Aplica un poco sobre picaduras de insectos, erupciones cutáneas y ronchas de varicela, ayuda a aliviar la picazón.

 

Heridas menores: Se ha comprobado que, aplicando leche materna sobre heridas, cortes o raspones pequeños, evita que haya infección y sana más rápido.

 

Resfriados: Un trago de leche ayuda a reducir la severidad de un resfriado y acelerar la recuperación. También alivia los dolores de garganta.

 

Lentes de contacto: Puedes usarla para reemplazar la solución líquida que se deja en los pupilentes.

 

Conjuntivitis: La leche materna tiene la habilidad de tratar y curar las infecciones de los ojos. Aplica un chorrito en el ojo infectado frecuentemente, hasta que el ojo haya sanado. Si alguno de tus pequeños tiene conjuntivitis, te recomendamos que le pongas las gotas en el lagrimal mientras duerme y después con mucho cuidado abrirle el párpado para que entre la leche.

 

Pezones agrietados: Muchas madres primerizas sienten mucho dolor porque al estar amamantando los pezones se abren. Existen en el mercado muchas cremas y aceites para aminorar el dolor, pero la mejor medicina es sin duda la leche materna. Frota un poco de ésta por las zonas adoloridas del pezón y luego espera que esta seque en el aire fresco.

 

Lubricante sexual: Los hombres pueden tomar un poco y ponerlo directamente en su pene y usarlo como lubricante durante el intercambio sexual.

 

Cáncer de mama: Amamantar a tu hijo es la mejor manera de prevenir este tipo de cáncer. El dar pecho provee mucha protección para no contraer la enfermedad.

 

 

La leche materna en la Medicina

 

Además de los beneficios anteriormente citados, la leche materna puede ayudar a salvar vidas.

 

Quemaduras graves: Aplicarla sobre quemaduras graves, ayuda a acelerar la cicatrización y protege la piel.

 

Pacientes trasplantados: Quienes reciben un trasplante de órganos, deben tomar drogas que suprimen el sistema inmune para evitar rechazos. La leche materna ayuda a que se formen anticuerpos contra enfermedades infecciosas.

 

Pacientes con cáncer: Muchos tratamientos para el cáncer incluyen el uso de inmunosupresores. Al beber la leche, crea una capa de inmunidad. Además, se cree que algunos de sus compuestos pueden matar células cancerígenas.

 

Nutrición: Personas que sufren de enfermedades cardiacas, renales o alergias, pueden beneficiarse de la completa nutrición que da la leche materna.