La llegada a casa

La llegada a casa

El lecho materno: el mejor lugar para un bebé

Nuestras abuelas daban a luz en su cama. El recién nacido se depositaba de inmediato en su lecho, donde el bebé cerca del pecho podía tomarlo cada vez que le apeteciera. Madre e hijo se recuperaban juntos. Los hospitales sustituyeron el ambiente familiar del parto para echar mano de servicios se terapia intensiva, pero ya sea en el hospital o  ya en tu casa, piensa que la mejor actividad postparto es recuperarte en cama con tu bebé, mientras exploras cada parte de su cuerpo que ya habías imaginado mientras estaba dentro de ti. Enloquece con su peculiar aroma a recién nacido que desaparecerá en una semana, conforme aumente su ingesta de leche, cuando te ofrecerá un suave y delicioso aroma a yogurt fresco. Hay que sostener su cabeza, pues los huesos craneales son aún suaves y su cuello aún no tiene fuerza para sostenerse por sí mismo. En estas primeras semanas se caerá el cordón umbilical. Pregunta a tu pediatra por las vacunas para la primera semana de recién nacido, incluso antes de salir del hospital.