Jugar es su necesidad

Jugar es su necesidad

La mejor estimulación psicomotora para un niño es el juego 

 

Los niños pequeños no juegan por ocio o para pasar el tiempo. El juego es una necesidad. Es su manera de conocer el mundo y de poner a funcionar su cerebro de manera divertida, de hecho, la Unicef difunde la importancia del juego libre y sin restricción de género. El juego físico contribuye a que los niños desarrollen destrezas motoras y dominen mejor su cuerpo. Además descargan estrés. El contacto con el aire libre y la naturaleza los anima a explorar sin miedos. Los juegos con agua, arena o tierra motivan su creatividad. Y dado que tu hijo ya domina el juego simbólico —esto es que puede imaginar que una rama puede ser una cuchara y una hoja, un avión—, entonces cualquier tipo de objeto adquiere posibilidades ilimitadas y puede ser apilado, llenado con agua o arena, ser vaciado y transformado en un auto o un muñeco.