Gimnasia para bebés

Gimnasia para bebés

Tu hijo empieza a abandonar la posición fetal

El desarrollo motriz de tu bebé despega en este mes. Relaja las piernas y patalea. Mueve su cabeza a 45 grados e incluso intenta levantarla. Se estira como gato. Puedes colocarlo en un gimnasio para bebé para que vea los objetos que cuelgan e intente agárralos. La posición boca arriba le sirve para patear y manotear, con lo primero fortalece músculos abdominales y con lo segundo, la fuerza de su pecho. También debes colocarlo boca abajo, ya que sentirá la gravedad sobre su cuerpo e intentará levantar la cabeza por lo que irá fortaleciendo su cuello. Piensa que su cuerpo aún sigue en proceso de maduración. Tal vez aún regurgita o vomita un poco de leche, porque su aparato digestivo sigue adaptándose a la nueva forma de alimentación. Si es amamantado, no evacua diario y tarda dos o tres días en hacer caca, sin que ello signifique que esté estreñido. De cualquier manera, ayúdalo a mover sus intestinos con suaves masajes en su vientre en el sentido de las manecillas del reloj.