Reduce el riesgo de muerte de cuna

Reduce el riesgo de muerte de cuna

 

La muerte súbita o muerte de cuna es una pesadilla que atormenta a muchos padres, aunque los expertos afirman que el mal afecta a menos de 2 de cada mil nacidos. Para evitar que el recién nacido fallezca de repente, sin causa aparente alguna, los médicos recomiendan que los bebés duerman sobre su espalda, pero no boca abajo. Aún se desconocen las verdaderas causas de la muerte súbita infantil, pero algunos expertos dicen que hay bebés que al estar durmiendo boca abajo, dejan de respirar.

 

Un estudio de la Universidad de Auckland en Nueva Zelandia advierte que los niños acostumbrados a dormir boca abajo tienden a tener un riesgo más alto de muerte súbita, algo confirmado con otros estudios hechos por investigadores especializados. Sin embargo, los que más probabilidades tienen de fallecer a causa de este mal son los recién nacidos que no estaban acostumbrados a dormir boca abajo, pero que en algún momento fueron colocados en esa posición para hacerlos dormir.

 

Otras medidas útiles para evitar que tu bebé se sofoque mientras duerme es quitarle las almohadas, cojines o colchas gruesas a la cuna donde lo acuestas, ya que podrían ahogar al lactante. También indícale a todos quienes acuesten al bebé que no lo coloquen boca abajo. La Academia Estadounidense de Pediatría, AAP, además recomienda usar un chupete (chupo, chupón, tete) con el bebé, ya que algunos estudios indican que los bebés que lo utilizan, tienen menos riesgo de muerte de cuna.