Diviértete con sus primeros gateos

Diviértete con sus primeros gateos

Tu bebé descubre cómo moverse en cuatro puntos sin caerse

Durante los primeros seis meses de vida, el universo de un bebé se centra en sus padres o en sus cuidadores. A partir del séptimo mes, el niño tiene la capacidad de extender su mundo. Deja de ser un bebé de brazos y se convierte en un explorador del piso. Una vez que comienza a sentarse con ayuda descubre que puede abalanzarse hacia adelante. Esa será la fase previa al gateo. Hará varios intentos y ajustes para gatear con maestría: el gateo cruzado, desplazando brazo derecho con pierna izquierda y viceversa. Descubre que así mantienen el balance de su cuerpo y no se cae. Hay bebés para los que resulta más sencillo comenzar a gatear en reversa, antes de lograr ir hacia adelante. Con el gateo, el bebé experimenta la relación causa-efecto, la solución de problemas y el fortalecimiento de la autoestima. Esto, en la mente del bebé se traduce: “Si me muevo, alcanzo”; “Quiero el juguete y está lejos, entonces me muevo y voy por él”; “Tengo el juguete. ¡Lo logré!”.