Cremas para la cara: ¿cuánto hay que gastar?

Cremas para la cara: ¿cuánto hay que gastar?

 

Por Cynthia Leppäniemi*

 

Es muy común irse con la idea de que entre más cara es una crema para la piel del rostro, mejores resultados nos dará. Es cierto que, por lo general, el precio de una crema es proporcional a su calidad, a los ingredientes que contiene, su tecnología o los resultados que ofrece. Pero no siempre precio alto y calidad son sinónimos.

 

Por un lado, hay que tener en cuenta que el efecto que un tratamiento cosmético tenga en nuestra piel depende, en gran medida, del estado actual de la misma. Si nunca has cuidado tu cutis, difícilmente una sola crema hará maravillas.También tu genética y la forma como uses o apliques el producto son dos factores que determinarán los resultados que obtengas. Por ejemplo, si nunca te limpias la cara antes de dormirte, difícilmente tu crema de noche hará maravillas por tu cutis, o si usas sólo de vez en cuando la crema “cara” para que “te dure”, pues será casi imposible saber si, en realidad, ésta te funciona o no.

 

Sin embargo, para los dermatólogos, el cuidado de la piel del rostro es mucho más sencillo que buscar fórmulas ultra tecnológicas o aplicaciones complicadas. Lo más importante para tener un buen cutis y evitar los signos prematuros de la edad(arrugas, manchas, flacidez), son la limpieza y la protección solar. Por un lado, una buena higiene permite que la piel respire, que no acumule impurezas y se renueve la capa más superficial de forma natural y constante. Así, la limpieza (que incluye las exfoliaciones regulares)elimina células muertas y como consecuencia, tu piel luce un tono hermoso, con vida, en lugar de verse apagada y sucia. Si no te limpias bien el cutis todas las noches, irás acumulando impurezas que taparán los poros y que harán que la piel se vea opaca y se reseque.

 

Por otro lado, el enemigo número uno de la piel del rostro es el sol. De nada sirve que utilices las mejores cremas de noche o para el contorno de ojos si no te proteges de los rayos UV. Si bien un poco de sol diario es necesario, demasiada exposición solar puede causar quemaduras de leves a graves. Los rayos solares son capaces de penetrar las capas externas de la piel y llegar a las más profundas, dañando a las células y ocasionando lesiones permanentes. El sol arruga, mancha y reseca la piel, así que evita exponerla sin protección.

 

¿En qué vale la pena invertir?

 

 

Durante el día, dicen los expertos, basta con limpiar el cutis y utilizar un protector solar con FPS mínimo de 50. Fíjate que tenga protección contra rayos UVB y UVA, pues ambos son causantes de daños irreparables en la piel.

 

Por las noches es buen momento para aplicar tratamientos que hidraten, humecten y reparen la piel, ya que es en este tiempo cuando las células se renuevan y aprovechan mejor los ingredientes de los tratamientos. Busca cremas nutritivas, relajantes e hidratantes.

 

Aplica una mascarilla hidratante al menos una vez por semana. Puede ser de receta casera o de alguna marca cosmética.

 

Si tu piel tiende a ser seca es mejor que uses lociones o cremas limpiadoras en lugar de jabón y agua. Si tu piel es mixta o grasa, utiliza espumas faciales específicas para la limpieza del rostro y que no contengan jabones (sosa) ni perfumes.

 

 

La dermocosmética

 

 

Las marcas de cosméticos dermatológicos (esos que venden en farmacias dermatológicas) suelen tener una gran calidad pues los laboratorios que las crean invierten más en la investigación que en la mercadotecnia de sus productos (empaque, publicidad, etc). Por eso no verás a ninguna celebridad anunciando estas marcas, pues la mayoría de estos laboratorios se enfocan en el desarrollo de nuevos activos y avances tecnológicos. Su oferta son los productos de precio “medio” (verás que no son las cremas más baratas ni las más caras del mercado).

 

Por tradición, los franceses son los expertos en el desarrollo de estos productos, así que marcas como Avène, Ducray, A-Derma, La Roche-Posay, Vichy, Bioderma, entre otras, son garantía de calidad.

 

Por supuesto, hay muchas marcas de lujo que ofrecen productos de gran calidad. Pero es un hecho que no son indispensables para una piel saludable. Sin duda, vale la pena que pruebes aquellos que te llamen la atención. Recuerda que cualquier tratamiento requiere un uso continuo de 3 meses para que puedas averiguar si te funciona o no. Dales tiempo, no los combines con otras marcas y aplícalos según las indicaciones para que compruebes si realmente son lo que necesitas. Y no dejes de visitar a un dermatólogo cuando tengas inquietudes específicas de tu piel (acné, rosácea u otros problemitas) ya que son las personas más indicadas para recomendarte el tratamiento adecuado a tu condición.

 

Mis favoritos

 

Para el cutis, Ictyane HD, de Ducray, para pieles secas. La uso de día y noche. Es para pieles muy secas y no tiene perfumes. Me gusta porque me quita la sensación de cartón de la piel, especialmente en época de bajas temperaturas.

Agua termal de Avène. Ayuda a evitar el enrojecimiento de la piel

 

 

 * Cynthia Leppäniemi es escritora y periodista, y ha editado y publicado desde hace más de 12 años en importantes revistas femeninas sobre temas de nutrición, salud y belleza. Es autora del libro Tu felicidad depende de tu actitud, de editorial Diana, y adora cocinar. Tiene un blog desde hace más de 5 años donde escribe sobre maternidad, actitud, belleza y recetas de cocina.