Mom hacks: ¿Cómo transformar la primera visita al peluquero de tu bebé en una divertida aventura?

Mom hacks: ¿Cómo transformar la primera visita al peluquero de tu bebé en una divertida aventura?

El primer corte de cabello del bebé es algo más necesario que estético y aunque puede ser emocionante, también puede ser difícil. Los pequeños se pueden sentir intimidados, especialmente al ver las tijeras.

La mayoría de los niños lloran incluso antes de llegar al lugar pensando que se dirigen a algún tipo de cita para vacunas o algo doloroso.

Pero hay formas de ayudar al bebé relajarse. Ayuda a que su primera experiencia en la estética no sea un desastre, citando al sitio web Sipse, te dejamos estos consejos:

  • Distráelo. No hace falta que le recuerdes a dónde va, aunque debes prepararlo para el momento.
  • Divierte al bebé.  Dale un tentempié saludable que disfrute para que coma o lee un cuento con él.
  • Quédate a su lado. Cálmalo si llora, no entiende a qué ha ido, ni por qué, pero debes hacer que no sienta miedo.
  • Háganlo juntos. Puede ser una experiencia muy bonita, pero no pidas un tratamiento completo o se desesperará.
  • La palabra “corte” suena a herida, así que mejor evítala.
  • Si tiene mucho pelo y se está aburriendo, anímalo a tomar un descanso.
  • Evita los espejos, seguramente no le gustará lo que está viendo.
  • Opta por una peluquería de niños, si se puede.

Según la recomendación de los especialistas, los niños pueden esperar por lo menos hasta cumplir los tres o cuatro meses, ya que podrá sostener su cabeza perfectamente para facilitar el corte.