¿Cómo saber si tengo contracciones de parto?

¿Cómo saber si tengo contracciones de parto?

Hacia el final del embarazo, es normal sentir contracciones. Sin embargo, el temor de muchas futuras mamás, especialmente si son primerizas, es no saber cuándo están sintiendo las contracciones «de verdad». Aquellas que señalan que el bebé llegará pronto y que hay que irse al hospital. Tenemos algunas respuestas a tus dudas.

Quizás te has cansado de que te repitamos lo mismo, pero la verdad es que cada mujer es diferente. Más aún, cada parto es distinto, incluso para la misma mujer. Por eso se te puede hacer difícil detectar si realmente ha empezado tu trabajo de parto, o si es algo diferente. Primero, aclaremos algunas cosas. Cuando se acerca la fecha de parto estimada (más o menos 40 semanas desde tu última regla), puedes experimentar lo que comúnmente se conoce como parto falso. Estas contracciones irregulares se sienten como si los músculos del útero se anudaran y se llaman contracciones de Braxton Hicks. Son normales, aunque a veces pueden ser dolorosas. Las contracciones de Braxton Hicks son más comunes por la tarde o por la noche, cuando estás cansada, o luego de la actividad física.

Pero, si es normal sentir calambres, ¿cómo reconocer las contracciones «de verdad»? Primero, mide el tiempo que pasa entre el comienzo de una contracción y el comienzo de la siguiente. Éstas son algunas de las señales que debes observar para estar alerta frente a posibles contracciones de parto:

  • Durante el parto verdadero, las contracciones son regulares, generalmente cada 5 minutos o menos.
  • Duran entre 30 y 70 segundos. Con el paso del tiempo, se harán más cercanas.
  • Continúan mientras te mueves. Durante un «parto falso», algunas veces las contracciones se detienen cuando cambias de posición.

Otro indicador es determinar cómo se sienten las contracciones. Las que denotan trabajo de parto, comienzan por lo general en la espalda y se mueven hacia adelante. Cuando son las de Braxton Hicks, sientes las contracciones sólo en el abdomen.

En el parto verdadero la fuerza de las contracciones aumenta de modo regular mientras se acerca el momento de dar a luz. En cambio las contracciones del parto falso pueden alternar entre fuertes y débiles y no se hacen más fuertes con el paso del tiempo. En todo caso, siempre ten cerca el número de teléfono de tu médico, matrona (comadrona) o enfermera, ya que sólo ellos te conocen y podrán guiarte sobre lo que te sucede.

¿Es necesario sentir contracciones para entrar en trabajo de parto?

La respuesta es no. Hay mujeres que no sienten contracciones pero que pueden haber comenzado su trabajo de parto. Si se rompe tu fuente de agua (ruptura de membranas) o se sale el tapón mucoso (que puede suceder varios días antes del parto), consulta a tu especialista, para determinar los pasos a seguir. En general, los especialistas recomiendan acudir al hospital si ya se rompió la fuente, ya que es señal que ha comenzado el trabajo de parto.