¿Cómo saber si es un resfriado o una gripe?

¿Cómo saber si es un resfriado o una gripe?

Boy with fever

Cuando nuestros niños se resfrían (que parece ser más común en los meses de invierno), hacemos todo lo posible para que se mejoren pronto: los llevamos al doctor, usamos remedios caseros y los abrigamos muy bien. Pero para poder en realidad ayudarlos a que se curen bien, tenemos que saber si lo que tienen es gripe o simplemente un resfrío ya que para ambas enfermedades, hay tratamientos diferentes.

Este artículo te ayudará a diferenciar entre la influenza y el simple resfriado y te diremos qué hacer para prevenir ser contagiados o si ya se enfermaron, cómo ayudar a tu familia a recuperarse pronto.

El resfrío y sus síntomas

Un resfrío empieza gradualmente  y aunque es un poco incómodo usualmente sólo dura de 3 a 5 días. Por lo general el catarro o resfriado común presenta los siguientes síntomas:

·         dolor de garganta

·         tos

·         congestión nasal

·         estornudos y ojos llorosos

·         la fiebre, fatiga y dolores musculares son muy leves

La fiebre que acompaña a un resfrío no pasa de 38.9° C (102° F) ni dura más de 2 o 3 días, así que llama a tu doctor si tus síntomas empeoran o no mejoran al pasar los días.

Prevención y consejos básicos:

Ya que los catarros son causados por más de 200 virus diferentes, no hay manera de evitar contagiarse, más que mantenerse alejado de personas enfermas, lavarse las manos seguido y fortalecer el sistema inmunológico durmiendo bien, haciendo ejercicio y comiendo sanamente.

Lo único que puedes hacer si tú o tu bebé se resfrían, es tratar aliviar los síntomas, ya que sólo se trata de un virus y no de una infección bacteriana.  Usa un vaporizador en el dormitorio de la persona enferma, ofrécele muchos líquidos y déjala descansar.  Si tu bebé es el que está enfermo también puedes usar gotitas de solución salina para aflojar el moco.

La gripe o influenza

La influenza o gripe es más intensa que un resfrío común porque los síntomas suelen ser más severos y debilitantes. Los síntomas más comunes de la gripa son:

·         dolor corporal (especialmente en la espalda, brazos y piernas)

·         dolor de cabeza

·         sudores

·         escalofríos

·         fatiga

·         pérdida de apetito

·         fiebre alta de más de 38.9° C (102° F)

Prevención:

El contagio de la gripe se debe a un virus que cambia cada cierto tiempo. Por esa razón se ha podido crear una vacuna que, aunque tenga que ser actualizada periódicamente, es muy eficaz para prevenir esta enfermedad. Sin embargo, consulta con tu médico antes de ponértela ya que hay varios grupos de personas que recomiendan que la eviten como los alérgicos al huevo, los que han tenido una mala reacción anteriormente, entre otros.

Una influenza, al igual que el resfrío, debe de ser tratada como una enfermedad viral a la que sólo se le trata de aliviar los síntomas.  El doctor puede prescribir un medicamento antiviral para que la duración de la enfermedad y la intensidad de los síntomas disminuyan. Es importante saber que esos medicamentos antivirales deben tomarse en las primeras horas en que aparecen los síntomas, porque si no, no son efectivos a la hora de acortar la duración de la influenza.

A veces los médicos prescriben antibióticos pero son para tratar las enfermedades secundarias que se presentan por la gripe como infección al oído, la garganta, bronquitis o en casos más serios, una neumonia. Es decir, los antibióticos son para las complicaciones a causa de la influenza, pero no combaten la gripe en sí.

Los síntomas de la gripe y el resfrío son muy similares, así que como siempre, la mejor manera de diferenciar las dos enfermedades y de saber cómo aliviarlas es consultando con tu médico. Lo que sí debes de saber es que la influenza es muy seria y se complica muy rápido, por lo que debes estar muy atenta para evitar que tu salud o la de tus hijos se vea seriamente afectada.

Si tú o tu hijo están con dificultades para respirar, o con un debilitamiento extremo, por favor no dejes de acudir al médico lo antes posible.