Recetas de meriendas y bocadillos deliciosos para niños cuando sales fuera de casa

Recetas de meriendas y bocadillos deliciosos para niños cuando sales fuera de casa

Recetas de meriendas y bocadillos deliciosos para ni os cuando sales fuera de casa

Hoy en día si vas al supermercado encontrarás muchas comidas preparadas que dicen ser rápidas y saludables para tus hijos.  Pero no siempre son tan buenas para ellos como dicen ser en el paquete, además, a las finales salen costando mucho más caro por ofrecer un poquito de conveniencia.

Si quieres alimentar mejor a tus hijos y ofrecerles meriendas que los llenen por más tiempo cuando estés fuera o de viaje, toma nota porque aquí te traemos algunas ideas de comidas nutritivas que puedes darle a tus niños rápidamente. Eso sí, no olvides planear tus compras, preparar todo con tiempo, y ser creativa al momento de servirlos.

Planea: Lista para el supermercado

Primero, antes de ir a hacer tus compras de comida, lleva una lista de lo que piensas llevar y así no te hará falta nada. Anota todo lo que a tu bebé le gusta comer y también las cosas que quisieran probar.  Busca en libros de cocina o revistas ideas y pon todos esos ingredientes en la lista. Sino, toma algunas de nuestras sugerencias y lleva esta lista que te proporcionaremos.

___  Frutas (fresas, kiwi, plátanos, melón, uvas, sandía,  o naranjas)

___  Vegetales (tomates, aguacates o paltas, brócoli, zanahorias, pepinos)

___  Yogurt

___  Galletas o pan integral

___  Huevos

___  Cereales secos (bajos en azúcar)

___  Frijoles de soya o soja

___  Queso y leche bajos en grasa

___  Aderezo para ensaladas bajo en grasa

Sé creativa: Prueba con nuevas ideas

Aquí tenemos algunas ideas para que le des a tu niño meriendas saludables incluso cuando estás fuera de casa. Sólo recuerda mantener las cosas que necesiten refrigeración a una temperatura adecuada (menos de 40°) ya sea en una hielera o hielera con hielo.

  • Rodajas de queso bajo en grasa con galletas integrales
  • Yogurt con trocitos de frutas cortados (se los puedes dar juntos o por separado)
  • Cereales secos
  • Vegetales suaves o cocidos previamente y cortados en trozos pequeños
  • Panecillos hechos en casa con frutas o vegetales como manzana rallada, plátano majado, o calabacín rallado.
  • Un huevo cocinado (si tu bebé es menor de un año dale sólo la yema)

Para los niños mayores de 4 años (tienen menor riesgo de atorarse pero igual debes cuidarlos) también puedes llevar:

  • Mezcla de cereales secos, frutas secas y nueces (si no es alérgico) – puedes tenerlas separadas en bolsitas listas para llevar
  • Vegetales frescos cortados en trozos pequeños con aderezo bajo en grasa o a base de yogurt
  • Vegetales en rodajas o tiras como pimientos, pepinos y zanahorias con hummus (puré de garbanzos)
  • Frejoles de soya o soja hechos al vapor (pueden comerlos fríos con un poquito de sal)

Alístate: Prepara todo con tiempo

Si esperas hasta que tu niño tenga mucha hambre lo más seguro es que tengas que darle lo que tengas a la mano y no siempre resulta ser lo más saludable. Separa unos minutos y concéntrate en prepararte para el día o la semana dividiendo en recipientes pequeños porciones individuales que luego puedes llevar contigo en momentos de apuro. Puedes usar hieleratambién, pero si deseas ayudar al medio ambiente mejor usa hielera.