Año y medio como mamá

Año y medio como mamá

Ir al baño solito, un nuevo escalón en su independencia

A los 18 meses, los niños agudizan su percepción de sí mismos. Es entonces que pueden empezar a identificar cómo funciona el control de esfínteres. No necesitas forzarlo, te darás cuenta cuándo esté listo. En tanto afianza su identidad buscará apoyo en aquello que le ayude a saber quién es. Usará los objetos de su reciente época como bebé como una cobija de seguridad o el chupón. Es pasajero. Así que ayúdalo con comentarios positivos a reafirmar la imagen que construye de sí mismo. Intentar que deje el chupón con comentario negativos sólo le genera más frustración y angustia. Observa que con año y medio de vida, tu bebé muestra maduración significativa en todos los ámbitos. Por ejemplo, en la capacidad de imaginación. Es algo que ocurre entre los 18 y 24 meses. Consiste en poder evocar aquello que no está presente. Te darás cuenta de que es capaz de hacerlo cuando al jugar da identidad y personalidad a sus juguetes. Les dará vida propia. Es decir, creará situaciones que no están presentes. Podrás ayudar a fortalecer esta habilidad si pones a su alcance libros ricos en dibujos y colores, con texto breve. Has la lectura junto a él y deja que participe.