3 beneficios que los amigos imaginarios aportan a los niños

niña y osito

Es muy común que los niños en edad preescolar tengan amigos imaginarios. Así de activa  es la imaginación de los pequeños y así es como debe de ser.

Los amigos imaginarios pueden ser personas, animales, superhéroes, robots u otros seres fantásticos.

Al igual que juegan y le dan vida a una muñeca o a un camión, también pueden tener un acompañante invisible de lo más impredecible.

Según la revista Padres e Hijos, estos “personajes” pueden resultar muy útiles para su desarrollo, siempre y cuando sea durante la edad del llamado «pensamiento mágico», entre los dos y siete años.

Citando a la revista, no importa qué tipo de ser imagine tu hijo, sea como sea contribuye de buena forma a su vida:

1. Lo hace sentir más fuerte. Ayuda a que su autoestima crezca.
2. Habilidades sociales. De alguna forma “practican” hablar y divertirse, son como sus compañeros fieles de juego y eso les facilita entablar relaciones interpersonales con otros niños.
3. Le ayudan a expresarse. Los niños suelen expresarles sus inquietudes y sus miedos. Si poner atención puedes ayúdalo a solucionar sus dificultades.

Según el Dr. Singer, psicólogo de la Universidad de Yale,  varios estudios nos han demostrado que los niños que tienen amigos imaginarios acostumbran a ser más cooperativos, creativos e independientes y menos aislados.

Pero si tu hijo sigue hablando de su amigo imaginario después de esta etapa, es buena idea acudir a un psicólogo infantil. Si presenta signos de aislamiento, conductas agresivas o violentas pueden indicar un problema emocional, indicó la revista.

Estos acolchonados compañeros, brindan a los niños una experiencia de tacto suave y no son solo un juguete, pues lo asocian con la protección de la familia, la seguridad y la confianza, así afirma un estudio de la Fundación Posibilidades para los Niños a través del Juego.

Tu pequeño podría refugiarse en su osito o en su amigo imaginario en las situaciones difíciles, pero lo importante es escucharlo hablar sobre su compañero fiel ya que puede ser una ventana a sus pensamientos y sentimientos, dicen especialistas.