Adiós a los pañales

Adiós a los pañales

Un peldaño más hacia su independencia

Se estima que hacia los 26 meses, la mayoría de los niños están listos para despedirse del pañal. Pasados los dos años, la mayoría de los niños ya avisa cuando ya orinó o defecó, la idea es que avise antes. Tú puedes ensayar estrategias para ayudarlo. El entrenamiento para dejar el pañal tiene dos pilares fundamentales: madurez neuromuscular y el entendimiento de la acción. El primero implica que el niño tenga la capacidad de sentir, anticipar y contraer los músculos de la zona de esfínteres. El segundo se refiere a que el niño logra explicarse el uso del excusado. Las técnicas para ayudarlo a aprender a ir a su taza entrenadora o bacinica dependerán de cada familia. Para algunos padres resulta práctico y prudente entrar con sus hijos al baño para que vean de qué va la cosa. Otros prefieren quitarle el pañal, si el clima lo permite, y llevarlo a su bacinica cuando ven las señales adecuadas. El control de esfínteres nocturno vendrá después de los tres años.