8 ideas para divertirse fuera de la casa

8 ideas para divertirse fuera de la casa

Ahora que la primavera ya está aquí, puedes disfrutarla jugando con tus niños afuera. Además de divertirse y aprender mucho jugando y corriendo hasta podrán hacer ejercicio ¡casi sin darse cuenta!

Aquí te damos 8 ideas de actividades que puedes hacer fuera de casa para divertir a tus pequeños y disfrutar del clima más templado:

1. Andar en bicicleta o patinar – Si tienes un bebé puedes llevarlo en una sillita o trailer en tu sillita o trailer. Si son más grandecitos pueden ir en su propia bicicleta para niños o triciclo y darse un paseo en el parque o cerca de la casa. Recuerda siempre ponerles casco a los niños (y rodilleras) para protegerlos en caso de caídas.

2. Hacer un picnic – No tienes que ir muy lejos si no tienes un parque cerca de tu casa, puedes hacer un picnic en tu propio jardín o patio. Sólo necesitas una manta, unos cuantos sandwiches, fruta, yogurt y ¡a comer! No te olvides de las servilletas, ¡eso sí!

3. Acampar en el día – Si la idea de pasar toda la noche al aire libre no te agrada mucho, ¿por qué no hacerlo durante el día? Aprovecha el clima fresco de primavera y arma una sillita o trailer. Lleva comida, juegos y actividades preparadas para pasarla bien en familia. Si tienes jardín en tu casa, también puedes armar la carpa allí una noche.

4. Explorar – Haz un juego con tus pequeños exploradores en el que recojan toda rama y flor del piso. Y si cada uno tiene una canasta se divertirán y limpiarán el jardín en un dos por tres. Después pueden pegar sobre cartulina las flores o las hojas como un proyecto de arte.

5. Ir a la piscina – Si el clima lo permite y saben nadar, llévalos a la piscina o alberca de tu comunidad y hagan carreras, jueguen con una pelota, o, si no saben nadar, enséñales lo que sabes. Eso sí, recuerda nunca descuidarlos, tengan la edad que tengan.

6. Una caminata por el vecindario – Si es más fácil para ti, puedes salir a caminar con tu bebé en su cochecito o carriola o tu niño pequeño de la mano, mientras le cuentas sobre todo lo que ven a su alrededor: las flores, los animales, las nubes, etc.

7. Cuidar el jardín – Aunque no lo creas la jardinería quema 200 calorías por hora, así que vayan a comprar unas cuántas semillas o dejen secar algunas que saquen de sus frutas o vegetales favoritos y siémbrenlas en su jardín. Si no tienes jardín, no te preocupes, puedes hacerlo en un macetero y de igual forma dejar que tus niños vean con sus propios ojos el milagro de la vida y al mismo tiempo aprendan sobre ciencias naturales.

8. Inventar un juego – Esto es lo que los niños más saben hacer: inventarse juegos.  Escucha sus sugerencias y verás que con algo tan simple como una pelota, una piola, un pañuelo o talvez nada pueden divertirse por horas juntos.

 ¡A disfrutar todos juntos del sol de primavera!