5 pasos para un buen comienzo en la escuela

5 pasos para un buen comienzo en la escuela

El primer día de clases es muy especial para padres e hijos por igual. Pero esas primeras semanas podrían ser causa de gran estrés o de mucha felicidad y anticipación, dependiendo de cuanto las hayas planeado. Aquí te damos cinco pasos fáciles a seguir para que el regreso a clases sea lo más tranquilo posible y tanto tú como tu niño empiecen ¡con el pie derecho!

1. Ajusta las rutinas

Con todas las actividades del verano es normal que la hora de dormir cambie y sea un poco más tarde. Para que las primeras mañanas no sean tan difíciles, empieza a cambiar los horarios de irse a la cama y de despertarse gradualmente.  Puedes empezar a despertarlos y acostarlos 15 minutos antes cada día y así no lo sentirán de golpe al empezar las clases.

Otra de las rutinas a la que debes prestarle atención es a la de las tardes. Deja claro con tu hijo lo que debe hacer al llegar de clases y procura separar un tiempo especial para hacer las tareas, para comer, para bañarse, para jugar y pasar en familia.

2. Organízate

Hay varias formas en que puedes organizarte para estar preparada para el regreso a clases. Aprovecha los días tranquilos de verano para planear el año escolar ocupado.

Empieza por llenar todos los formularios que puedas hacer con tiempo para no estar haciéndolos a último momento.  También, separa una carpeta para guardar todo lo relacionado a la escuela de tus hijos, incluyendo las notas de los profesores para encontrarlas cuando las necesites. Otra buena idea es que cuando vayas leyendo esas notas o cartas de los profesores, vayas marcando fechas importantes en el calendario de una vez, para que no te cojan por sorpresa después.

3.  Haz las compras

Procura empezar a comprar todos los útiles escolares y útiles escolares con tiempo para que te puedas ir fijando en las ofertas y no se vaya a acabar nada de lo que necesitas. También, el fin de semana antes de empezar las clases (y todos los demás) haz un menú de lo que vas a preparar entre semana y así podrás hacer tus compras de comida el sábado o domingo y evitarás los viajes al supermercado de última hora en esas tardes ocupadas.

4. Prepárate para las tareas

Si tu pequeño nota entusiasmo en ti por el regreso a clases, lo sentirá también.  También, si ve que le das una hora y lugar especial para los deberes o tareas sabrá que son muy importantes.  Despeja un útiles escolares o área que se mantenga siempre limpia y organizada para que haga ahí sus tareas.  Procura en las tardes mantenerla libre de ruidos o conversaciones para que pueda concentrarse en lo suyo. Así, tu niño sabrá lo importante y esencial que es su trabajo en casa.

5. Establece horarios y actividades

Siéntate a conversar con tu niño y pónganse de acuerdo en qué actividades quisiera participar.  Es bueno que los niños tengan otro grupo de amigos fuera del de la escuela y que aprendan otras habilidades. Al mismo tiempo, no llenes su horario de mucho ya que también tiene que tener un periodo de tiempo sin apuros para hacer las tareas, para jugar y para estar en familia.

Y lo mismo va para ti, si vas a ser voluntaria en la escuela de tu hijo o tienes muchos compromisos de trabajo, organízate y deja ciertos días fijos para hacerlo para evitar llenarse mucho de estas actividades. Y lo mejor que puedes hacer con respecto a todo esto  es tener un útiles escolares. Así cada miembro de la familia está al tanto de lo que pasa.