Guarda los dientes de leche

Guarda los dientes de leche

Lo sentimos ratoncito Pérez, Hada de los dientes o Toothfairy, los dientes de leche ya no están en venta.

Un estudio publicado por The Journal of Dental Research ha demostrado que las células madre obtenidas de los dientes se diferencian de las células beta, encargadas de producir insulina y podrían salvar vidas en un futuro.

El primer diente de leche es el más especial, no solo para el niño, sino para sus padres,  que lo guardan como un recuerdo valioso. Y según investigaciones recientes, los dientes de leche pueden ser un banco de células madre..

Estas células son las mismas que se conservan en el cordón umbilical de los recién nacidos y por ello pueden ser utilizadas por el portador de los dientes así como por sus familiares.

Así que la próxima vez que tu pequeño pierda un diente, guárdalo en un lugar seguro y al ratón déjale un pedazito de queso, que seguro también le hará ilusión.