Los 4 alimentos súper poderosos del embarazo

Los 4 alimentos súper poderosos del embarazo

La alimentación en el embarazo es crucial para la salud de la madre y el desarrollo del bebé. Por lo tanto es conveniente tomar en cuenta la guía alimentaria que difundió la Sociedad Americana de Nutrición.

Existen cuatro básicos que toda mujer embarazada debería considerar incluir en su dieta:

  1. Ácido fólico: El ácido fólico es una vitamina presente en verduras de hojas verdes (acelga, espinaca, brócoli y espárragos), granos (arroz, harinas, pan, pastas) y cítricos. En el caso de que el cuerpo no tenga ácido fólico en cantidad suficiente el bebé podría sufrir espina bífida (cuando no se desarrolla parte de las vértebras) u otros trastornos del tubo neural como la anecefalia (cuando el cerebro no termina de formarse). Los médicos recomiendan consumir suplementos de esta vitamina.
  2. Calcio: El calcio que se encuentra en los quesos duros y en el yogurt es básico para desarrollar y fortalecer los huesos.
  3. Hierro: Lo encontramos en la carne vacuna (principalmente hígado y riñones), berenjenas, lentejas, espinaca, huevo y harina de soja.
  4. Zinc: Es un mineral que interviene en la transformación de las proteínas y de las sustancias que llevan la información genética en las células. Los alimentos que lo contienen son carne, mariscos, queso y cereales.

Recomendaciones por trimestre

Estas son las recomendaciones médicas para cada trimestre de la gestación:

Primer trimestre: en esta etapa no aumentan los requerimientos nutricionales, pero la alimentación debe ser variada y balanceada. En general se llega al embarazo con bajas reservas en el cuerpo de algunas vitaminas o minerales.

Segundo y tercer trimestre: durante este período el tamaño del bebé aumenta más rápido. Se calcifican los huesos y se forman las reservas de nutrientes de su cuerpo. Por lo tanto la mamá necesita comer más para que el bebé «tome» lo que necesita de la placenta.