Juguetes para el desarrollo cognitivo de tu hijo

Juguetes para el desarrollo cognitivo de tu hijo

Los juguetes forman una parte fundamental en el desarrollo de los niños pues, además de las experiencias cotidianas, es a través de ellos que conocen el mundo.

Los juguetes son algo para ver, tocar, sentir, escuchar. Si se les proporciona el juguete ideal para su edad, entonces tendrán muchas posibilidades de explorar y aprender.

Es por eso que preparamos una breve guía de lo que debes buscar en un juguete según la edad que tenga tu hijo:

De 0 a 6 meses: Es importante que sean suaves y ligeros, como los peluches por ejemplo. En esta etapa también son ideales los móviles de colores brillantes y contrastantes, las sonajas (cuidando que no sean demasiado pesadas), los espejos y los tapetes, objetos con los cuales disfrutarán mucho.

Los libros en esta etapa deben ser de tela y si emiten sonidos éstos deben ser suaves y armoniosos. Otro juguete perfecto para esta edad son los gimnasios y centros de actividades.

De 6 a 12 meses: La motricidad gruesa del bebé está en pleno desarrollo, por lo cual aquí las pelotas (ligeras y de materiales suaves) son perfectas para enseñarlo a rodar y a lanzar objetos, incluso a perseguirlo con el gateo.

Al final de esta etapa estará listo para los bloques y los aros apilables, o el clásico cubo de actividades en el que debe insertar las figuras geométricas.

De 1 a 3 años A esta edad ya es seguro darles juguetes para la tina, figuras que flotan, juguetes que tiran agua, burbujas, barquitos, etc.

Los juguetes de transporte: carros, camiones, aviones, juguetes con ruedas y una cuerda para tirar de ellos. Éstos son ideales pues es al principio de esta etapa que empezarán a caminar. Entre los dos y los tres años estarán listos para armar rompecabezas simples.

De 3 años en adelante: Los bloques podrán ir siendo cada vez de tamaño más pequeño siempre y cuando los usen bajo nuestra supervisión.

Además los materiales de arte como acuarelas, plastilina y masilla los entrentendrán durante largos periodos de tiempo.