14 años con una aguja epidural incrustada

Epidural

Una mujer de Florida que sufrió dolor de espalda después de 14 años de dar a luz, descubrió parte de una aguja epidural incrustada en su columna.

Amy Bright, de 41 años, dio a luz a su sexto hijo por cesárea en 2003 en un hospital de Jacksonville. Pero poco después del parto, comenzó a experimentar un intenso dolor de espalda que continuó por más de una década, indicó el sitio web Daily Mail.

El pasado otoño Amy fue sometida a diversos estudios y lo que encontraron en su cuerpo,  dejó desconcertados a los médicos.

Una tomografía computarizada reveló que había un trozo de aguja de 3 cm de largo enterrada en su columna vertebral.

De acuerdo al reporte, la aguja se rompió cuando le administraron una epidural y esto le causó un extenso daño a los nervios, dejándola con un uso limitado de la pierna y el pie izquierdo, según People.

«Cada vez que me muevo, camino, doblo, giro y duermo, esa aguja se mueve dentro de mi columna vertebral. Durante 14 años, he estado creando tejido cicatricial en mi columna debido a que esta aguja se mueve «, continuó.

Pero quitar la aguja podría dejarla paralizada de por vida y dejarla, podría terminar en lo mismo, advierten los médicos.

Bright y su abogado acusaron al hospital de fraude y negligencia y presentaran la demanda en los próximos meses, convirtiéndose así en la decimoquinta persona que lo hace desde el 2005.