Autoasientos en cada viaje (también es amor)

Autoasientos en cada viaje (también es amor)

sello-bloggers2

Por Aprendiendo a ser madre

 

Hace un par de años tuve la oportunidad de trabajar en un hermoso proyecto que buscaba crear conciencia en los jóvenes para evitar mezclar el alcohol con el volante, haciendo especial hincapié en el daño a terceros que podía causar, además de los testimonios tan impactantes que conocí en persona (Jackie y Angie). Recuerdo muy bien una noche en que fuimos a una cena para recaudar fondos y en medio de la presentación al proyectar este video una mujer se levantó del asiento y se fue. Su esposo más adelante nos explicó que su hija estaba cuadripléjica debido a un accidente donde el otro conductor conducía en estado de ebriedad. A él no le paso nada. Vio la misma expresión en su rostro que el chico del video.

 

Tenía 21 años y lo que sabía en ese momento era que odiaría que una madrugada le hablaran a mi madre para avisarle que mi irresponsabilidad generó un desgracia, que esa imagen quedara en la mente de mi madre me aterró. Ahora, un par de años después (aunque no tenemos carro), me sigue preocupando en especial si la vida que ahora esta en juego es la de mi pequeño.

 

Esperando nunca usarlo


Conocer un abogado, seguro contra robo, un seguro de accidentes entre otras cosas son cosas que se compran esperando nunca usarse. Con la protección de la silla para el carro pasa lo mismo.

¿Sabías que los accidentes viales son la primera causa de muerte en niños a partir de los cinco años de edad y la segunda causa de orfandad en México? 24,000 muertes al año, 750,000 heridos graves que requieren hospitalización y suman más de 39,000 discapacidades. El costo por esto supera los 120 mil millones de pesos anuales cifra, que de acuerdo a la Unicef podría servir para dar de comer en el mismo periodo de 12 meses a mas de tres millones de niños, según reporto en su página la CONAPRA.

A veces creemos que esto es una exageración pero los accidentes en verdad suceden, en estos días una nota en El Universal nos lo vino a recordar la puedes leer aquí.

 

 

Yo sé hay muchas razones por las cuales no usamos una silla para el niño, muchos de nosotros crecimos sin ella y seguimos vivos, tal vez solo recorren distancias cortas (esta es una de las excusas mas recurrentes que probablemente omitiríamos de saber que casi el 40% de las muertes ocurren cerca del domicilio a una distancia aproximada de menos de 50 kilometros). Tal vez la compraron pero el bebé nunca se adaptó y lloraba como un poseso. Razones hay muchas, pero ninguna nos ayudará si en un accidente algo le pasa a nuestros bebés.

El gobierno y las asociaciones civiles, realizan campañas para crear conciencia y generar una cultura civil. Por ejemplo, hace un par de meses en el Zócalo de la Ciudad de México se llevó a cabo el programa “Guardian urbano”, cuya finalidad era enseñar a los niños la reglas básicas de convivencia como peatón ciclista y automovilista. La ONG Safe Kids realiza diferentes actividades en escuelas y eventos, pero nada de eso impacta más como el ejemplo en casa. Que usemos cinturones de seguridad, conducir con prudencia y respeto ayudaran a los niños a comprender que la seguridad vial es algo que todos debemos practicar. Si a tu bebé no le gusta estar en su sillita intenta llevar consigo alguno de sus muñecos favoritos para que lo acompañe. Hay algunos accesorios para el carro que te permiten mantener contacto visual con él mientras manejas y él va en el asiento central trasero y con el autoasiento del lado contrario de la marcha. Esto protegerá cabeza, cuello y espalda y es más seguro en caso de un impacto frontal. Puedes también colocar algún disco que a tu hijo le guste para que se sienta en un ambiente mas confortable. Si ya es un poco más grande, puedes acompañarlo con alguna película que se proyecte en un monitor detrás del asiento del piloto o copiloto (las pantallas en la parte delantera del carro tampoco se recomiendan pues pueden ser una distracción para el conductor, ademas de ser una infracción). Si tiene algún muñeco especial al subir al carro que sea él quien le coloque a su muñeco el cinturón de seguridad y que le explique que es por su seguridad, porque lo quiere y no desea que se lastime.

En México que un menor de 12 años no vaya en un asiento especial es causa de infracción, pero mas allá de eso es importante saber que un niño que viaja en un asiento infantil bien instalado tiene más del 60% de probabilidad de sobrevivir.

Los hay de distintas marcas y precios para considerar. Busca el que mejor se adapte a tus necesidad, pero considera marcas que tengan certificación. La cultura del ahorro y el reciclaje es importante pero un autoasiento no se debe heredar, ya que caducan y deben venir especificado su fabricación y su fecha de caducidad en la etiqueta. Ten en cuenta esto cuando lo compres porque aunque no haya sido usado, las condiciones de empaque también pueden causar un impacto en el ademas de que tal vez no te funcione todo el tiempo que lo vas a necesitar. Si ha estado en algún accidente también se debe cambiar. No importa que parezca que no le pasó nada, pues esto puede restar protección para tu hijo.

Si ya tienes el asiento verifica que esté bien colocado asegurándote que quede lo más fijo e inmóvil posible. Algunos automóviles ya cuentan con anclajes LATCH o ISOFIX que te ayudaran a que el asiento quede mejor ajustado. De nada sirve que sólo coloques un asiento heredado o no bien colocado solo para evitar la multa, corres el riesgo de perder algo más grande.

Gasta un poco de tiempo, invierte un poco de dinero, cuida la vida de quien confía plenamente en tu para protegerle. Por favor no salgas en distancias cortas o largas sin llevar a tu bebé en un correcto asiento. Aunque nunca lo llegues a necesitar como protección siempre será mejor prevenir.

Si quieres ver los tipos de autoasiento que hay y cuál necesita tu hijo, pincha aquí

P.D: Al usar un autoasiento hoy empiezas con una educación vial necesaria para la seguridad de tus hijos y de quien los rodea. Le estas enseñando que al cuidarle demuestras cuánto lo quieres y lo importante que es él para ti, y el día de mañana cuando el sea mayor y aprenda a manejar sabrá hacerlo con mas sentido, le será mas fácil evitar conductas de riesgo pues eso es lo que vio desde su niñez.

***Datos recabados de Fundación Mapfre, Safe kids y CONAPRA.

 

Sigue a Aprendiendo a ser madre en Facebook.