3 consejos para cargarlo en portabebé

3 consejos para cargarlo en portabebé

slingsLa Comisión para la Seguridad de los Productos de Consumo de los Estados Unidos (CPSC) pide a los padres que tengan cuidado al usar ciertos portabebés con infantes menores de 4 meses. La alerta afecta sólo a los canguros o slings, un portabebés hecho de tela que los padres se cuelgan adelante para llevar a su hijo cerca del cuerpo.

 

 

De acuerdo a las investigaciones realizadas por la CPSC, los portabebés tipo canguro o slings como se les conoce en inglés presentan dos tipos de peligro para los bebés muy pequeños. Durante los primeros meses de vida, los bebés no pueden sujetar su cabecita porque los músculos de su cuello aún no se han fortalecido lo suficiente. Si la tela del portabebé le bloquea la nariz y la boca, puede sofocarlo rápidamente y el niño podría ahogarse en uno o dos minutos.

 

 

Por otra parte, este tipo de portabebés tiende a colocar al bebé en una posición que lleva el mentón del infante hacia el pecho y ello puede restringir la respiración. En ese caso, el lactante puede carecer del suficiente oxígeno y podría ahogarse lentamente.

 

 

Muchos de los bebés que fallecieron eran prematuros, bebés de bajo peso al nacer como mellizos o tenían dificultades para respirar debido a un resfrío. Por eso la CPSC le pide a los padres de bebés prematuros, mellizos, con problemas de salud o con bajo peso que estén muy atentos y sean muy cuidadosos cuando usan estos tipos de portabebés. Además, solicitan a los padres consultar con el pediatra sobre su uso.

 

En estos momentos la CPSC está investigando estos artículos para bebés y ha solicitado que se elabore una norma o estándar obligatoria para los fabricantes de portabebés.

 

Consejos al usar el portabebé tipo canguro o hamaca
La CPSC aconseja al usar los portabebés que:

  • El rostro del bebé esté descubierto y visible todo el tiempo
  • Si das de lactar mientras el bebé está en el canguro o la hamaca, cambia la posición del bebé luego de amamantarlo para que su cabecita esté mirando hacia arriba y no esté obstruida por el cuerpo de mamá o por el portabebés.
  • Revisa al bebé frecuentemente mientras lo llevas en el portabebé.