Cambios en el embarazo

Cambios en el embarazo

Tu cuerpo sufrirá varios cambios en el embarazo. Además del abultamiento del vientre,  hay mamás que experimentan exceso de vello, caída de cabello, sensibilidad en la piel y uñas quebradizas. No te preocupes. En la mayoría de los casos sólo debes tener paciencia y esperar la recuperación de tu cuerpo después del parto.

George Kroumpouzos, dermatólogo de la Universidad de Harvard, recomienda acercarse a un dermatólogo para tranquilidad de la futura mamá, especialmente si los cambios físicos afectan su seguridad personal. «El embarazo afecta cada superficie de la piel, incluyendo el cabello y las uñas. Pueden ocurrir cambios indeseables que dejan a las embarazadas con un sentimiento de ansiedad», explica.

Uno de los problemas más comunes es el exceso de vellos, conocido como hirsutismo. Los cambios hormonales pueden provocar mayor vellosidad en el rostro y en el pecho. Es un transtorno que ser resuelve a los seis meses de dar a luz. Si quieres disimular la vellocidad, consulta a tu médico antes de utilizar cualquier tratamiento.

También es frecuente la caída de cabello. La causa radica en el fenómeno llamado telogen effluvium que consiste en perder el cabello que dejó de crecer y entró en fase de descanso durante el embarazo. Después de la gestación, es cabello tan adelgazado que naturalmente se caerá. Los expertos recomiendan no alarmarse y tener paciencia, ya que no hay un tratamiento médico para evitarlo.

Otras mujeres se sorprenden porque sienten que sus uñas se parten con mucha facilidad durante la espera. De nuevo, hay buenas noticias: una vez que se normalizan las hormonas, las uñas vuelven a su condición de siempre. Recuerda atender las consultas prenatales donde te indicarán las dosis de calcio y otros complementos vitamínicos necesarios en esta etapa.