Cómo decorar huevitos de Pascua

Cómo decorar huevitos de Pascua

 

Pintar huevos de gallina y esconderlos para que los niños los busquen es una de las costumbres en los Estados Unidos para celebrar la llegada de la primavera y las Pascuas.  Usualmente esto se hace usando agua con colorante y dejándolos remojar ahí hasta que tengan el color deseado. Luego se dejan secar y se usan para los juegos o como decoración. Es muy común también usar los “kits” que venden para pintar huevos de Pascua. De esta forma es más fácil y se tiene todos los materiales a la mano y listos para usar.

Existen muchas otras maneras y hasta se pueden pintar con pinceles y pintura, pero lo importante es divertirse haciéndolo con tus niños y dejar volar la imaginación.

Eso sí, no es recomendado comerse los huevos pintados especialmente si lo que usaste no fue colorante vegetal o si ya tienen más de dos horas sin refrigeración.  Los huevos pintados con colorante de origen vegetal pueden mantenerse hasta una semana en el refrigerador para ser consumidos.

(Cómo pintar los huevitos en la próxima página)

Usa estas 4 técnicas diferentes para pintar huevos de Pascua 

Aquí te daremos algunas ideas para que tus huevitos de Pascua se vean únicos y con tu toque especial:

  •       Usa pegatinas o calcomanías (stickers) con forma de corazón o estrella y pégalas en los huevos antes de pintarlos. Luego, píntalos como lo mencionamos antes. Deja que se sequen y despega las pegatinas con cuidado.  ¡Revelarás huevitos pintados con formas perfectas!
  • Reviste al huevo con bandas elásticas (de las que se usan en las oficinas) y mételo en el agua con colorante.  Cuando alcance el color deseado, sácalo y remueve los elásticos. Si quieres hacerlo de dos colores, sólo saca algunos elásticos y pinta el huevito con otro color más.
  • Si tus hijos tienen bandas elásticas en la casa, pinta los huevitos de Pascua con ellos.  A lo que justo termina de cocinarse el huevo, sácalo y páralo en la tapa de una botella o en el cartón donde vienen los huevos. Sin dejar que se enfríe, usa la punta del crayón para colorearlo mientras se derrite o sácale el papel para usar los lados.  Puedes lograr otro efecto triturando los crayones y dejando caer las migajas sobre el huevo.  Al derretirse revelarán diseños diferentes.
  • Haz una mezcla de partes iguales de agua y goma.  Unta los huevos con la mezcla y pásalos por escarcha.  Después de que se sequen ¡serán los huevitos más brillantes de la fiesta!

Un recordatorio importante

Recuerda cubrir toda superficie donde vayas a hacer este tipo de manualidades con periódicos para protejerlas. Y no olvides tener tu bandas elásticas a la mano, ¡segurísimo que de esta actividad quedarán lindos recuerdos con tus niños!